Corto

5 maneras de mantener al bebé activo

5 maneras de mantener al bebé activo

En una época en la que la vida sedentaria se enreda cada vez más en la trampa, los padres buscan todo tipo de métodos para abrir su apetito por los deportes y el movimiento físico. ¡Aquí hay algunas maneras divertidas de convencer a su hijo para que se mantenga activo todos los días!

Paseos y actividades al aire libre.

¡Ningún día sin aliento! Este es el eslogan que debe comenzar los momentos divertidos y activos al aire libre, con el niño. Sal todos los días con el pequeño afuera y siempre prepárate con nuevas ideas para que se enamore del movimiento físico.

Ya se trate de juegos de pelota, paletas de badmington o correa tradicional, ocultamiento de la cara, búsqueda del tesoro, soga o cartera, siempre diversifica las ideas de juego. De esta manera, no se aburrirá y siempre mantendrás su interés despierto en el movimiento.

Solo diversificando las actividades divertidas podrás superar en la pelea con la computadora, esa tentación dañina que causa que cada vez más niños sean sedentarios. La predisposición a la obesidad y las enfermedades graves aumenta con cada minuto que su hijo pasa frente a la computadora.

Paseos y bicicletas

Cuando el niño parece aburrirse de los juegos al aire libre o de los juegos clásicos, introduce artillería pesada: carretes o bicicletas. Hay dos "juguetes" que casi todos los niños adoran y que tienen un gran mérito para mantenerlos activos y ayudarlos a crecer grandes y fuertes.

Jugar en grupos, jugar reuniones

"Donde hay uno, no hay poder, donde hay dos, el poder crece" - hay dos versos clásicos de Vasile Alecsandri (Hora Unirii) que son geniales en este contexto. Cuando el niño juega en grupo, junto con varios niños, hace mucho más movimiento que cuando juega solo. Los juegos grupales implican mucha agitación y movimiento por parte de los pequeños, convirtiéndose así en una buena forma de mantenerse en forma.

Baile, ballet, karate y otros deportes.

Descubra qué pasiones deportivas tiene su hijo y estimule su apetito por ellas. Llévelo a probar varios cursos y deportes: baile, ballet, deportes de contacto (judo, karate, etc.), fútbol, ​​baloncesto, balonmano, etc., hasta que descubra cuál de ellos suspira más.

Una vez que descubra qué deporte o curso le gusta, inscríbase a largo plazo y conviértalo en una actividad constante en su programa.

Caminando al gimnasio

¿Crees que un niño de unos pocos anistores es demasiado joven para tirar de las bestias y correr con la cinta en la habitación, verdad? ¡Ciertamente lo es! Pero hay gimnasios donde los adultos pueden venir con niños. Mientras los adultos hagan su rutina de entrenamiento habitual, los instructores especializados animan a los niños a moverse, jugar con la pelota de ejercicios o hacer ejercicios aeróbicos.

¿Qué tipo de actividades físicas le gusta a su hijo? ¿Cómo logras convencerlo de que sea activo y que pase menos tiempo frente a la computadora? ¿Qué deportes te gustan más? ¡Cuéntanos tus consejos y sugerencias en la sección de comentarios a continuación!

Etiquetas Movimiento físico para niños Deportes para niños Actividades físicas para niños Juegos grupales para niños